“La Argentina es como las arrugas”.

FEDERICOFotos: Juan Vera.

7 DIAS

Después de 8 años en España, hace un tiempo que está trabajando en el país. Aunque destaca que nunca fue peronista, apoya la gestión de los Kirchner: “intentaron hacer un país más adulto”. Por qué está “contento” con la nueva Ley de Medios y su definición sobre Cobos.

Por Melisa Miranda Castro
mmiranda@revista7dias.com

Sus ocho años de residencia en España hicieron que en la charla con 7 DÍAS se cuelen esos matices castizos que se filtran en su hablar. Se fue cuando el país estaba en plena crisis, sin trabajo ni estabilidad económica. Pero desde el año pasado, cuando vino a filmar una película las ofertas laborales hicieron que el actor decidiera fijar, aunque sea por un tiempo, su domicilio en Buenos Aires.

Desde su llegada, no sólo el séptimo arte requirió de su presencia, también la televisión. Luppi tuvo una participación en el unitario de Pol-ka “Tratame bien” y, actualmente, está grabando los capítulos de “Impostores”. La serie, también protagonizada por Leonardo Sbaraglia y Leticia Bredice, cuenta la historia de una pareja que se dedica a hacer estafas. Luppi es el padre del personaje de Sbaraglia y es un viejo mafioso que desde su cárcel VIP maneja todos sus negocios.

–¿Qué lo atrajo de esta ficción?

–La historia realmente es muy buena. En cada capítulo hay un hecho delictivo, que a mi juicio tiene tres componentes: primero, están muy bien escritos; segundo, el ingenio de la trama es perfecto, te diría que casi son escuelas de delincuentes; además, todos los libros tienen un excelente humor.

–¿Ya se asentó en la Argentina definitivamente?

–No. Vine a trabajar con una película y apareció otra cosa por ahí. Me gusta estar aquí pero ocupado, porque si estoy de turista me da un poco de tirria, porque me involucro mucho con el mundo circundante que no me hace muy feliz que digamos. Me enojo mucho, puteo mucho, peleo mucho.

–¿Prefiere estar en España?

–No, no es que prefiero. A España, cuando fui, lo hice con una situación personal muy deficitaria, con mucho cabreo y mucha decepción. En ese momento, hace ocho años, España era un país, no perfecto ni mucho menos, pero sí era un país previsible. Algunos de los proyectos personales mínimos, que era tener trabajo y rehacer un poco la economía maltrecha, se cumplían porque los plazos tenían cierta durabilidad razonable. No eran esos sopetones que me daban aquí, que el martes me decían una cosa, el jueves me la cambiaban, el viernes me mentían y el lunes me asaltaban. Eso no me pasó allá, me vino muy bien, recuperé la salud y un poco la vida cotidiana también. Pero, mi Argentina es mi Argentina. Es como las arrugas, viene con uno.

–¿Con qué Argentina se encontró?

–Una de las cosas por las que tuve dificultades es porque sin ser peronista –no lo soy, no lo fui nunca y no creo que lo sea– cuando vine me encontré con un país que entraba a marchar por una senda bastante razonable y racional. Había cosas que se consiguieron muy buenas, otras no, con metidas de patas.

–¿Qué le gusta de este gobierno?

–Te hago una síntesis: yo, desde mis dieciséis años en adelante viví en un país a fuerza de golpes de Estado y presidentes que nunca cumplieron lo que dijeron. Siempre que hubo gobiernos militares, después vinieron gobiernos civiles peores, mentirosos, tránsfugas, chantas, con agachadas, “miserabilidades” de todo tipo, cobardías políticas, vergüenzas cívicas.  De pronto me encuentro con que apareció un binomio, este señor y su mujer, que intentaron hacer un país más adulto. En algunos puntos lo consiguieron. Por supuesto se despertaron las sillas de todo el establishment.

–¿Está de acuerdo con la Ley de Medios?

–Estoy absolutamente contento. Estoy a favor porque no es una ley de la dictadura como la gente dice, es una ley de la democracia. Después de 27 años, de cuatro gobiernos democráticos, ninguno de ellos fue capaz de cambiar ni una sola coma. Ahora, que alguien dice que hay que cambiarla porque es hora de que cambie el país, que está necesitando una ley moderna que nos coloque en un tipo de comunicación dentro de la tecnología. Entonces, a partir de ahora aparecieron todos los conflictos del mundo.

–¿La ley pateó el avispero?

–Lo que pasa es que, ¡es tanta la mala fe! Yo defiendo la gobernabilidad y me dicen “te has vuelto K”. No sé qué es eso. “Sos peronista”, me dicen. No, ¿no puedo defender una gestión de un gobierno aunque no sea de ese partido? ¿Está mal que lo haga? Hay tantos periodistas en los canales que mienten descabelladamente, mañana, tarde y noche. Repiten lo que les dice el patrón que les diga, ellos sí pueden decirlo y yo que lo digo de buena fe, porque no tengo ni medios ni prensa, ni imprentas ni empresas ni nada… Es terrible el nivel de confusión que intentan crear entre opinión y partido. Es imposible construir un país con gente de ese tipo.

–¿Qué opinión le merece la figura de Julio Cobos?

–Tengo una opinión absolutamente deficitaria respecto de él, de su figura y de su condición moral. Lo digo con toda fe y con toda la distancia y respeto que merece un político. No se compagina eso con ninguna actitud adulta, inteligente, de político de raza y que realmente dice pensar en el país.

–¿Le dan ganas de quedarse en la Argentina?

–Eso me coloca en esta condición bastante extraña porque es mi país y lo quiero aceptar, pero lo quiero aceptar contribuyendo a que algo cambie para bien. No puede ser que todo sea francamente malo, que el otro sea el profundo y total enemigo. Adonde vaya voy a tener siempre encima la economía y el poder político, eso no lo voy a cambiar yo, lo que quiero es solamente que hagamos las cosas un poquito más flexibles y que tengan un sello que indique que estamos creciendo.

FedericoLuppi

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: