América Latina construye otro capital energético

http://www.tierramerica.info/nota.php?lang=esp&idnews=3568

Por Marcela Valente

Argentina está construyendo su primera generadora eléctrica solar en la noroccidental provincia de San Juan. El proyecto prevé la fabricación de paneles fotovoltaicos para abastecer al resto del país y a los demás socios del Mercado Común del Sur (Mercosur).

BUENOS AIRES, 15 mar (Tierramérica).- El argentino es un proyecto pequeño. En México avanza un plan para llegar a 2012 con 25 por ciento de la electricidad proveniente de energías limpias y renovables, principalmente eólica. Y Brasil impulsa el desarrollo de fuentes como la solar, la eólica y la mareomotriz, que aprovecha la fuerza del oleaje marino.

“La humanidad está en un viaje sin retorno. No podemos seguir dependiendo de combustibles fósiles que son caros, se agotan y tienen costos altísimos por las emisiones de dióxido de carbono que causan el efecto invernadero”, explicó a Tierramérica el presidente de la empresa pública Energía Provincial Sociedad del Estado, Francisco Alcoba, de San Juan.

En esa provincia andina comienza la construcción de la Planta Piloto de Generación Fotovoltaica San Juan I que, con 4.898 paneles solares, alcanzará una potencia máxima instalada de 1,2 megavatios que venderá al sistema eléctrico interconectado nacional. Este país de unos 40 millones de habitantes tiene una capacidad eléctrica de 22.000 megavatios.

Argentina “tenía proyectos aislados de aprovechamiento de energía solar mediante paneles en zonas rurales donde no llega la red eléctrica, pero la nuestra es la primera planta de producción del país y de América del Sur”, dijo Alcoba.

El gobierno sanjuanino decidió aprovechar las condiciones naturales de la provincia, cuyo cielo es diáfano la mayor parte del año. Además, los suelos de San Juan son una fuente natural de cuarzo de buena calidad, del que se extrae el silicio, la materia prima de los paneles solares.

El 5 de este mes se firmó el contrato de construcción entre el gobierno sanjuanino y Unión Transitoria de Empresas (UTE) Comsa Argentina-Comsa España, ganadora de la licitación. Las autoridades quieren que este parque eólico, emplazado en la localidad de Ullum, se convierta en la base de un polo de investigación y desarrollo, que podría servir incluso al Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

Un marco legal nacional estableció beneficios fiscales y otros incentivos para promover el desarrollo de fuentes alternativas, con el propósito de que abastezcan ocho por ciento de la demanda eléctrica para 2016.

Como parte de esa política, está en marcha un llamado para licitar proyectos de fuentes limpias. A la energía solar se le adjudicó un cupo no menor de 10 megavatios y, según Alcoba, ya hay ofertas por 22,5 megavatios para instalarse también en San Juan.

Argentina marca una tendencia tímida pero firme en dirección a una producción más limpia, que coincide con la Iniciativa por una Economía Verde, lanzada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en respuesta a la crisis financiera mundial.

El economista indio Pavan Sukhdev, que dirige ese programa en el PNUMA, explicó a Tierramérica que los países necesitan pensar en el capital natural no como una ventaja subordinada, sino “como una compleja y valiosa infraestructura ecológica que provee de bienes y servicios a la humanidad”.

“La vieja idea sostenía que la naturaleza nos brindaba recursos para la producción, pero es también una fuente de servicios que nos permiten tener aire y agua limpios, evitar inundaciones o sequías y producir energías renovables. Y si no cuidamos ese capital no vamos a poder seguir produciendo esos servicios”, añadió.

Para la economista argentina Martina Chidiak, del Centro de Investigaciones para la Transformación, más allá del nombre “economía verde”, en América Latina hay muchos programas en esa dirección, y uno de ellos es el proyecto fotovoltaico de San Juan.

“No se trata de reinventar la economía, sino de englobar en un concepto lo que ya estamos haciendo”, dijo Chidiak a Tierramérica. Ella y otros colegas latinoamericanos preparan para el PNUMA un informe sobre uso eficiente de los recursos en la región.

“Yo prefiero hablar de producción y consumo sustentables”, agregó, menos ambicioso que “economía verde”, pero con la mira en políticas de desarrollo más integradas y coherentes, dijo.

Por ejemplo, en Argentina, mientras se invierte en energías renovables, se siguen gastando millones de dólares en subsidios a los hidrocarburos, señaló.

“Eso revela una desarticulación. Por eso no basta con las energías renovables. Hay que tener un programa coherente, y financiamiento”, advirtió.

Chidiak valoró en cambio que México y Brasil están avanzando en políticas mejor coordinadas para hacer frente al cambio climático. En ese marco, lanzaron proyectos de aprovechamiento de energía eólica, solar, de biomasa, y también planifican fabricar la tecnología necesaria.

El economista Roberto Constantino, de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, dijo a Tierramérica que su país tiene “un interés especial por lograr sinergias entre el crecimiento económico y la economía verde sobre todo por seguridad energética y aumento de la eficiencia técnica en la producción”.

Eso explica las inversiones de la Comisión Federal de Electricidad en la generación eólica en la región del istmo de Tehuantepec, en el sureño estado de Oaxaca, destacó.

En el corredor del istmo la capacidad eólica instalada es de 508 megavatios, frente a los 51.000 megavatios de potencia instalada que tiene ese país de 107 millones de habitantes.

La semana pasada, el presidente Felipe Calderón inauguró otro parque eólico, La Rumorosa, en la noroccidental ciudad de Mexicali.

La meta de Calderón es que 25 por ciento de la electricidad proceda de fuentes renovables para 2012, propósito ambicioso para un país petrolero que obtiene 73 por ciento de la electricidad de centrales a combustible fósil, 22 por ciento de hidroeléctricas y tres por ciento de generadoras nucleares.

México busca convertirse en líder latinoamericano en este tipo de energías, dijo el mandatario.

Anuncios

4 comentarios to “América Latina construye otro capital energético”

  1. julio Says:

    Me parece bien que se empiece a pensar en otras alternativas de energía que no produzcan contaminación y a la vez que sean renovables. Es algo igual que tendría que haberse dado mucho antes pero vale si este es un principio de camino y no una inversión a corto plazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: