El cambio climático puede ser peor de lo previsto

1 ENERO 2014 HAGA UN COMENTARIO

Calentamiento global

Según un nuevo estudio, el cambio climático podría ser mucho peor de lo que los científicos pensaban y calculaban, haciendo que las temperaturas globales aumenten por lo menos 4 grados centígrados para el 2100.

La investigación, publicada en la revista Nature, le da un nuevo enfoque al efecto de las nubes y concluye que a medida que el planeta se calienta, se forman menos nubes que reflejan la luz del sol, haciendo que las temperaturas suban aún más en una espiral ascendente.

Ese número es el doble de lo que muchos gobiernos concordaron como el umbral del calentamiento peligroso. Aparte de los cambios dramáticos ambientales como el derretimiento del hielo marino, muchos de los males del mundo moderno como el hambre, la pobreza, la guerra y las enfermedades son propensos a empeorar a medida que el planeta se calienta.

“Cuatro grados centígrados probablemente sería catastrófico en lugar de simplemente peligroso”, advierte Steven Sherwood, investigador principal del estudio, en declaraciones a The Guardian.

“Por ejemplo, haría la vida difícil, si no imposible, en gran parte de los trópicos, y garantizaría la eventual fusión de la capa de hielo de Groenlandia y parte de la capa de hielo de la Antártida”, agregó Sherwood.

Otro informe publicado a principios de diciembre decía que los abruptos cambios causados por el rápido calentamiento deben ser motivo de preocupación, ya que muchas de las mayores amenazas del cambio climático son retos para los que no estamos preparados.

En septiembre, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático dijo que era “muy probable” que la actividad humana sea la causa principal del calentamiento global, con alrededor del 95% de certeza, que generalmente es el estándar de oro en la precisión científica.

 
Anuncios

El Paquete de Durban: “Laisser faire, laisser passer” (dejar hacer, dejar pasar)

DESPUÉS DE DURBAN, ¿EL OCASO DE KYOTO?

El Paquete de Durban: “Laisser faire, laisser passer” (dejar hacer, dejar pasar)
Pablo Solón

La Conferencia de Cambio Climático terminó dos días después de lo previsto aprobando un conjunto de decisiones que recién se conocieron horas antes de su adopción. Algunas decisiones no estaban completas el momento de su consideración. Les faltaban párrafos y algunas delegaciones ni siquiera tenían el texto de las mismas. El Paquete de decisiones fue puesto por la Presidencia Sudafricana con el ultimátum de “Tómalo o déjalo”. Sólo a la Unión Europea se le aceptó modificaciones de último momento en plenaria.

Varias delegaciones hicieron duras criticas a los documentos y manifestaron su oposición. Sin embargo, ninguna delegación objeto de manera explicita y consecuente la adopción de estas decisiones. Al final el paquete entero se adoptó por consenso sin la objeción de ninguna delegación. Los elementos centrales del Paquete de Durban se los puede resumir de la siguiente manera:

1) Un Zombi llamado Protocolo de Kioto

Un muerto viviente sin alma: Las promesas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para el segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto representan menos de la mitad de lo necesario para mantener el incremento de la temperatura por debajo de los 2ºC.
Este Zombi (segundo periodo del Protocolo de Kioto) recién se adoptará el próximo año (COP 18).
No se sabe si el segundo periodo del Protocolo de Kioto será de 5 u 8 años.
Estados Unidos, Canadá, Japón, Rusia, Australia y Nueva Zelandia estarán fuera de este segundo período del Protocolo de Kioto.
Esta será conocida como la década perdida en la lucha contra el cambio climático.
2) Nuevo régimen del “Laisser faire, laisser passer”

El 2020 entrará en vigencia un nuevo instrumento legal que remplazará el Protocolo de Kioto y afectará seriamente los principios de la Convención Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas.
Los elementos centrales de este nuevo instrumento legal ya se los puede apreciar por los resultados de las negociaciones: a) promesas voluntarias en vez de compromisos vinculantes de reducción de emisiones, b) mas flexibilidades (mercados de carbono) para que los países desarrollados cumplan sus promesas de reducción de emisiones, y c) un mecanismo de cumplimiento aun mas débil que el del protocolo de Kioto.
El nuevo instrumento legal abarcará a todos los Estados borrando la diferencia entre países en desarrollo y países desarrollados. El principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” y establecido en la Convención de Cambio Climático irá desapareciendo.
El resultado será la profundización del régimen del “Laisser Faire, laisser passer” que se ha inaugurado en Copenhagen, Cancún y Durban y que lleva a un incremento de la temperatura de mas de 4ºC.
3) Un fondo Verde sin fondos

El Fondo Verde tiene ahora una arquitectura institucional en la que el Banco Mundial es un actor clave
Los 100 mil millones son sólo una promesa y NO serán provistos por los países desarrollados.
El dinero vendrá del mercado de carbono (que está colapsando), de la inversión privada, de créditos (que habrá que pagar) y de los propios países en desarrollo.
4) Un salvavidas para los Mercados de Carbono

Los mercados de carbono existentes vivirán independientemente de la suerte del Protocolo de Kioto.
Además se crearán nuevos mecanismos de mercado de carbono para cumplir con las promesas de reducción de emisiones de esta década.
Es un intento desesperado por evitar que desaparezcan los mercados de carbono que están colapsando debido a que los Bonos de carbono han caído de 30 euros la tonelada a 3 euros la tonelada de CO2.
Los países desarrollados reducirán menos de lo que prometen porque compraran Certificados de Reducción de Emisiones de los países en desarrollo.
5) REDD: un incentivo perverso para deforestar en esta década

Si no talas árboles no podrás emitir certificados de disminución de la deforestación cuando entre en funcionamiento el mecanismo de REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques).
CONSECUENCIA: deforesta ahora si quieres prepararte para REDD.
Las salvaguardas para los pueblos indígenas serán flexibles y de aplicación discrecional según cada país.
La oferta de financiamiento para bosques se posterga hasta la próxima década debido a que la demanda de Bonos de Carbono no se incrementará por las bajas promesas de reducción de emisiones.
De los procesos de negociación de cambio climático no podemos esperar un resultado que salve a la humanidad y a la Madre Tierra. Los gobiernos anteponen la economía de las transnacionales frente a la necesidad urgente de emprender un nueva forma de vida en armonía con la naturaleza. La clases dominantes no van subvertir el capitalismo que es la causa de fondo del calentamiento global. Lejos de traer el capitalismo a la naturaleza a través de la “economía verde” es necesario emprender el camino del reconocimiento y respeto a los Derechos de la Madre Tierra.

¡Amandla! ¡Jallalla!

En las acciones y eventos de los movimientos sociales en Durban dos gritos se fusionaron: “Amandla” y “Jallalla”. El primero es un palabra Xhosa y Zulu del Sur de África que quiere decir “poder”. La segunda es una expresión aymará que significa “por la vida”. “¡Amandla! ¡Jallalla!” significa “¡Poder por la Vida!”.

Ese es el “poder por la vida” que trascendiendo fronteras debemos construir desde nuestras comunidades, barrios, centros de trabajo y estudio para frenar este genocidio y ecocidio que esta en curso.

Riachuelo: la Justicia embargó a una empresa

POR PRIMERA VEZ

Es porque no liberó el llamado “camino de sirga”, pese a ser intimada en varias oportunidades. La cifra es de $120.000, para cubrir los gastos de remoción de los objetos que se encuentren en el lugar. La medida fue dictada por el juez federal Luis Armella.

Por primera vez, la Justicia federal trabó embargo a una empresa en el marco de la ejecución de la sentencia de la Corte Suprema en la causa “Mendoza”, donde el máximo tribunal ordenara en el año 2008 la puesta en marcha de un plan de saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo.

Recayó sobre la firma Centro Internacional de Contenedores (CICSA), ubicada en el barrio porteño de Barracas, porque no liberó los márgenes del Riachuelo (llamado “camino de sirga”) pese a haber sido intimada en varias oportunidades. El embargo es por $120.000, para cubrir los costos de remoción.

La medida fue dictada por el juez Luis Armella, titular del Juzgado Federal de Quilmes, a cargo de la ejecución de aquel fallo de la Corte.

Según la resolución, el Alto Tribunal dispuso la necesidad de de limpiar ambos márgenes del Río Matanza Riachuelo, fijando la obligación de “transformar toda la ribera en un área parquizada”.

Agrega que “en reiteradas oportunidades” se intimó en debida forma legal a la firma a que libere el camino de sirga correspondiente a su inmueble. “Así, ha quedado debidamente plasmado en autos que habiéndose notificado a la empresa CICSA de su obligación resultante del fallo Mendoza, consistente en liberar el camino de sirga, dicha firma comercial ha incumplido la manda judicial, manifestando su volunta contraria de llevar a cabo lo ordenado”, señala.

“Tal actitud omisa, sumado a los argumentos esgrimidos por la ACUMAR en su petitorio, y las pruebas incorporadas al presente, resultan suficientes para acreditar la verosimilitud del derecho reclamado, más teniendo en cuenta que éste concepto no requiere la prueba terminante y plena del derecho invocado, sino que alcanza con su acreditación prima facie”, afirma.

Publicado en Uncategorized. Etiquetas: . 1 Comment »

Jurisprudencia al día. Aguas residuales urbanas

http://www.observatoriodellitoral.es/actualidad_juridica_ambiental/?p=3211


Sentencia del Tribunal de Justicia (Sala Tercera) de 10 de diciembre de 2009 – Comisión Europea / Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, asunto C-390/07

Palabras clave: incumplimiento de Estado; Directiva 91/271/CEE; tratamiento de las aguas residuales urbanas; Falta de identificación de determinadas zonas que habrían debido ser designadas como sensibles en virtud de la eutrofización y falta de aplicación de un tratamiento más riguroso de los vertidos de aguas residuales urbanas de las aglomeraciones que tengan un equivalente habitante superior a 10.000 en zonas sensibles o que habrían debido ser identificadas como sensibles; concepto de eutrofización; criterios; carga de la prueba; fecha pertinente para el examen de los elementos; ejecución de las obligaciones de recogida – Aplicación de un tratamiento más riguroso de los vertidos en las zonas sensibles.

Resumen:

La Comisión interpuso recurso por incumplimiento contra el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte por haber vulnerado las obligaciones que le incumben en virtud de la Directiva 91/271/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1991, sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas (en concreto los artículos 3, apartados 1 y 2, 5, apartados 1, 2, 3 y 5 y el anexo II), al no haber identificado el estuario de Humber, los estuarios de Wash, Deben y Colne, el estuario de Outer Thames, Southampton Water y el North East Irish Sea, a excepción de Solway Firth, como zonas sensibles a efectos de eutrofización. Así también, el recurso se basa en el hecho de no haber velado por que fueran objeto de un tratamiento más riguroso los vertidos de aguas residuales urbanas procedentes de las aglomeraciones con más de 10.000 e-h que se realizan en el estuario de Humber, los estuarios de Wash, Deben y Colne, el estuario de Outer Thames, Southampton Water y el North East Irish Sea, a excepción de Solway Firth, y en Lough Neagh y Upper y Lower Lough Erne.

Según la Comisión, el Reino Unido había aplicado un criterio excesivamente restrictivo para determinar las zonas sensibles. Se preveían elevadas exigencias en cuanto a la prueba necesaria para aceptar que un curso de agua es eutrófico, así como por el hecho de que no se hace referencia alguna a la necesidad de identificar esos cursos de agua amenazados y que pueden convertirse en eutróficos en un futuro próximo si no se toman medidas de protección.

El TJCE estimó parcialmente el recurso de la Comisión y declaró que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 5, apartados 2, 3 y 5, de la Directiva 91/271/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1991, sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas, al no haber sometido a un tratamiento más riguroso los vertidos de aguas residuales urbanas procedentes de Craigavon (instalaciones de tratamiento de Ballynacor y Bullay’s Hill) así como de Magherafelt.

Voces indígenas frente al calentamiento global

http://www.grain.org/biodiversidad/?id=471


De los Andes, la Amazonía, las llanuras de la Costa, los Manglares, hacia Copenhague y desde allí hacia nuestros espacios de vida.

El 80% de ecosistemas estratégicos se encuentran en territorios indígenas. Las formas de vida indígenas han sido las garantes del equilibrio necesario a la vida en el planeta. El hombre civilizado ha llevado al planeta en más de 500 años, al colapso, mientras los pueblos originarios hemos vivido en desde hace más de 10 mil años, garantizando la vida de numerosas generaciones.

El modelo económico cuyos cimientos están en el consumo irresponsable y en la explotación desmedida de recursos naturales, se ha mostrado insostenible e inviable. La acumulación de capital está a punto de hacer sucumbir la vida en el planeta. La crisis económica, se agudiza por una crisis de valores, de modelos. En este contexto las voces indígenas se reafirman en su coherencia: respeto a la vida, a la Pacha Mama, al Sumak Kausay.

La humanidad tiene la elección de orientar sus políticas en el marco de los derechos de la naturaleza o de continuar en la espiral del consumo y de la explotación. Ésta es la posición de la Conaie y ha sido el eje fundamental del proyecto político de las nacionalidades y pueblos: garantías a los derechos territoriales pues con ello se fortalecen las iniciativas de protección de ecosistemas fundamentales para la vida y el equilibrio en el planeta.

Los pueblos indígenas a nivel mundial exigimos con firmeza: respeto a nuestros derechos. Nuestros territorios son nuestros espacios de vida y de seguir la tendencia autodestructiva del “hombre civilizado”, del primer mundo, nuestros territorios serán también los espacios de vida para la humanidad. Este mensaje debe entenderse. Es la esencia profunda de nuestra oposición a la expansión de la frontera petrolera hacia el centro sur de la Amazonía. No queremos que se extienda y repita la tragedia de la Amazonía norte donde los niveles de contaminación están entre los más altos del planeta.

Al oponernos a la actividad minera en Ecuador, en sitios fundamentales para la vida y la naturaleza, estamos cuidando los derechos de los ecuatorianos y ecuatorianas a vivir en un medio ambienta sano y libre de contaminación. Al exigir medidas de protección, de no privatización de las cuencas hídricas, así como el revertimiento de las concesiones ya hechas y marcadas por irregularidades, estamos defendiendo el derecho humano al agua del Ecuador plurinacional. Al exigir políticas públicas garantes de la plurinacionalidad, buscamos un Ecuador donde todos sus pueblos fortalezcamos nuestras potencialidades para el ejercicio de derechos y la garantía a los mismos, incluidos los de la naturaleza.

La crisis energética no es una casualidad. Es el resultado de la ruptura del ciclo del agua, resultado de la depredación de bosques primarios, de la imposición de monocultivos de especies como el pino, ciprés, teca, que consumen grandes cantidades de agua. Todo esto ha venido siendo advertido por nuestros pueblos. Ésta fue la razón para reivindicar los derechos de la naturaleza en la nueva Constitución. Con este fin exigimos que se incluya los principios de la Pacha Mama y el Sumak Kausay.

Ahora es cuando debemos los ecuatorianos mostrar al mundo que podemos ser ejemplo de coherencia, responsabilidad y respeto a la vida: dejemos el modelo económico de características neoliberales, abandonemos la carrera armamentista, el endeudamiento irracional, y vayamos juntos hacia una propuesta de sociedad y de país de derechos y de derecho. No podemos condicionar el dejar el petróleo bajo el suelo en los territorios de los pueblos en aislamiento al capital internacional orientado hacia un país que se endeuda y que compra armas cada vez más de forma preocupante. La vida de los pueblos en aislamiento debe ser garantizada sin condicionamiento alguno y sus territorios deben ser declarados libres de toda actividad extractiva, sin precio alguno. Debemos ir hacia el respeto irrestricto de los derechos territoriales de las nacionalidades y pueblos; nosotros conservamos los espacios de vida y estamos determinados a seguir haciéndolo.

Que se escuche la voz de nuestros pueblos milenarios pues nuestros sabios y ancestros en sus sueños de Ayahuasca y de la Mama Coca, ya escucharon el llamado de la tierra, de la madre tierra, el llamado de la vida: coherencia, respeto a la palabra, a la vida, a los derechos de la naturaleza, a los de las generaciones futuras.